MUCHA GENTE ESTA HABLANDO DEL GRAFENO, PERO ¿TE MUESTRAN SU PELIGROSIDAD ?

COMPARTE AHORA

Ha sido calificado como un “material milagroso”, y sus inventores recibieron el premio Nobel de Física cuando lo descubrieron en el año 2004, pero hay numerosos estudios que alertan sobre el potencial peligro del manejo del grafeno para la salud de los seres humanos, animales y medio ambiente. Sin embargo, este novedoso material se puede encontrar ya en el mercado para diferentes fines, los cuales van desde productos para la construcción o la agricultura, pinturas, cosméticos, en bases de soluciones acuosas como simples sueros fisiológicos o líquidos de cigarrillos electrónicos, e incluso, su uso se recoge en varias patentes para vacunas, incluidas inyecciones contra el COVID-19…Todo esto no solo está pasando sin que existan pruebas que avalen su seguridad, sino con la existencia de una gran literatura científica que advierte de sus potenciales peligros y de la falta de estudios actuales para comprenderlos más profundamente.

Sus propiedades encierran la promesa de una revolución tecnológica absoluta en tantos campos que se le ha llegado a llamar un “material milagroso”.

Pero a pesar de toda la euforia: al igual que con cualquier nueva tecnología, las desventajas potenciales deben tenerse en cuenta desde el principio. En el pasado, a menudo se investigaban demasiado tarde. Por ejemplo, el asbesto, una vez apreciado por sus propiedades ignífugas, se usó a principios del siglo XX para fabricar numerosos productos, pero los riesgos para la salud solo se descubrieron gradualmente. En 1970, las fibras de amianto se clasificaron oficialmente como carcinógenas.

En el año 2014, dos alarmantes estudios explicaron los nefastos efectos negativos del grafeno en la salud del ser humano. 

En el primero, un equipo de biólogos, ingenieros y científicos de materiales de la Universidad de Brown examinó la toxicidad potencial del grafeno en las células humanas, descubriendo que los bordes irregulares de las nanopartículas de grafeno, súper afilados y súper fuertes, perforan fácilmente a través de las membranas celulares en los pulmones, la piel y las células inmunes humanas, lo que sugiere el enorme potencial del material para poder causar daños graves en seres humanos y otros animales.

“Estos materiales pueden inhalarse involuntariamente, o pueden inyectarse o implantarse intencionalmente como componentes de nuevas tecnologías biomédicas”

Robert Hurt, profesor de ingeniería y uno de los autores del estudio. 


En el segundo estudio, publicado el mismo año, y realizado esta vez por un equipo de la Universidad de California, el Bourns College of Engineering, de Riverside, examinó cómo las nanopartículas de óxido de grafeno podrían interactuar con el medio ambiente si encontraran su camino hacia las fuentes de agua superficiales o subterráneas.

El equipo descubrió que en las fuentes de agua subterránea, donde hay poco material orgánico y el agua tiene un mayor grado de dureza, las nanopartículas de óxido de grafeno tienden a volverse menos estables y eventualmente se sedimentan o se eliminan en ambientes subterráneos. Pero en aguas superficiales como lagos o ríos, donde hay más material orgánico y menos dureza, las partículas se mantuvieron mucho más estables y mostraron una tendencia a viajar más lejos, particularmente bajo la superficie.

Como explican los científicos, un derrame de este tipo de nanopartículas parecería tener el potencial de causar daño a la materia orgánica, plantas, peces, animales y humanos. El área afectada podría propagarse rápidamente y podría tomar algún tiempo para volver a ser segura.

“La situación actual es similar a la que teníamos con los productos químicos y farmacéuticos hace 30 años. Simplemente no sabemos mucho acerca de lo que sucede cuando estos nanomateriales diseñados llegan al suelo o al agua. Por lo tanto, debemos ser proactivos para tener los datos disponibles para promover aplicaciones sostenibles de esta tecnología en el futuro”, dijo en su día el coautor del artículo, Jacob D. Lanphere. 

descarga 26
Jacob D Lanphere, un Ph.D. estudiante de UC Riverside, sostiene una muestra de óxido de grafeno

Recordemos que el grafeno es un material compuesto por una capa de carbono del grosor de un átomo. Es increíblemente liviano pero al mismo tiempo increíblemente resistente, flexible y además capaz de conducir a la perfección cargas eléctricas y temperatura. Tan solo hace 17 años que los laboratorios han conseguido aislar el grafeno y desde entonces la industria trata de conseguir transformarlo en un material que pueda dar de sí todo el potencial que parece ofrecer en usos y aplicaciones comerciales, aunque parece que no se han destinado tantos esfuerzos monetarios y de investigación en indagar sobre sus posibles efectos negativos.

Es notable que no todos los estudios tienen el mismo resultado. Sin embargo, esto no se debe necesariamente al hecho de que la calidad de los estudios individuales es deficiente: “El desafío es que no todo el grafeno es el mismo”explica Peter Wick, jefe del Laboratorio de Interacciones de Biología de Partículas en Empa. Los materiales basados ​​en grafeno pueden consistir en una o más capas, la anchura y la longitud de la capa pueden variar, y la proporción de átomos de carbono a oxígeno también puede diferir.

Dependiendo de la combinación de estos tres parámetros, no solo se obtienen propiedades de materiales completamente diferentes, sino que los efectos en los seres humanos y el medio ambiente también varían mucho. Esto hace que las declaraciones simples, generalmente válidas, sean casi imposibles. “Por lo tanto, nuestro objetivo es crear un modelo detallado para una relación entre la estructura y ciertas propiedades”, dijo Wick. La caracterización cuidadosa de los materiales estudiados es, por lo tanto, fundamental. Sin embargo, un modelo tan completo sigue siendo un sueño del futuro.

“Nos vemos aquí como una especie de asistente de lanzamiento para determinar la seguridad de los materiales y productos basados ​​en grafeno”, explica Wick. “Aunque hay más y más estudios y, por lo tanto, indicaciones de cómo los materiales basados ​​en el grafeno afectan a los sistemas vivos, todavía existen lagunas en nuestro conocimiento. Es necesario llenar estos vacíos antes de poder hacer una predicción clara sobre cómo un material basado en el grafeno con ciertas propiedades afectarán a los sistemas biológicos”.

Precisamente esa naturaleza de su estructura, tremendamente afilado (recordemos, un átomo de grosor) y altamente resistente, son las características que le hacen potencialmente peligroso en contacto con las células, pues puede literalmente seccionar las membranas celulares humanas (y de otros seres vivos, claro) con el consecuente daño en pulmones (si se inhala) o piel (por contacto). Un implante médico cubierto con grafeno (por ejemplo) podría resultar desastroso si dicho recubrimiento se desprendiese, ocasionando una auténtica carnicería a escala celular.

En otro estudio hecho por científicos españoles, publicado 2018 y titulado “Revisión Sistemática sobre la toxicidad derivada de la exposición al grafeno”, los científicos sugirieron la existencia de un potencial efecto tóxico a la exposición a diferentes formas de grafeno de manera dosis-dependiente, principal pero no exclusivamente en la exposición respiratoria”, y añadieron que “se debe seguir realizando estudios más precisos para llegar a un consenso en relación a los niveles máximos de exposición permitidos, y los requisitos a exigir en medidas de protección individual”.

El estudio revisó la literatura científica de una década concerniente a la exposición al grafeno y sus posibles efectos tóxicos para la salud, los cuales habían sido publicados entre 2007 y 2017. Al contrario de lo presupuesto al principio, dicen los autores, “existen numerosos estudios sobre la exposición a este nuevo material, revelando la gran preocupación existente justificada por la cantidad de recursos destinados a la investigación sobre sus aplicaciones”.

Los resultados de los estudios que analizaron revelaron los potenciales efectos citotóxicos del grafeno, su almacenamiento, las distintas vías de exposición, las distintas formas de grafeno utilizadas en a la industria, así como las diferencias entre estas formas en su efecto nocivo. De los 17 estudios revisados, 11 de ellos revelaron potenciales efectos sobre la salud. Los autores también señalaron que la exposición humana a los nanomateriales puede ocurrir a través de múltiples rutas, como inhalación, ingestión, inyección, implantación y absorción cutánea.

Todavía tenemos lagunas para llenar el conocimiento relacionado con los riesgos, y esto es lo que nos impulsa. Por lo tanto, es crucial desarrollar un perfil de seguridad completo y confiable del grafeno y los materiales en capas y ofrecer soluciones si se identifica algún riesgo.


Otros estudios:

En otro estudio del año 2018, titulado “El óxido de grafeno toca la sangre: interacciones in vivo de materiales 2D con corona biológica”, los autores declaran que “aunque el óxido de grafeno se produce con los mismos átomos que nuestros órganos, tejidos y células, su naturaleza bidimensional provoca interacciones únicas con las proteínas de la sangre y las membranas biológicas, y puede provocar efectos graves como la trombogenicidad y la activación de las células inmunitarias”.

En otro estudio más, también del año 2018, y titulado “Exposición ocupacional a nanomateriales basados ​​en grafeno: evaluación de riesgos”, se termina concluyendo que “con base en los datos disponibles, no se puede determinar el límite de exposición ocupacional. Se necesitan más estudios experimentales de toxicidad de acuerdo con pautas específicas (tentativamente validadas para nanomateriales) y más información sobre el nivel real de exposición ocupacional a los materiales basados en grafeno (GBM). Además, de datos de absorción, distribución, metabolismo, excreción, genotoxicidad y toxicidad para el desarrollo y la reproducción relacionados con la exposición ocupacional a los GBM. Además, aún se necesitan estudios subcrónicos y/o crónicos para excluir por completo otros efectos tóxicos y/o carcinogenicidad”.

Por qué un material tan peligroso, y del que conocemos tan poco, está llegando a las personas a través de todo tipo de productos cotidianos?

En abril de este año informábamos de como en Canadá se emitió una advertenciasobre mascarillas con sustancias tóxicas. El Ministerio de Salud canadiense había encontrado mascarillas que contenían partículas microscópicas de grafeno que, cuando se inhalan, podrían causar un daño pulmonar severo. También en España, se retiraron del mercado las mascarillas quirúrgicas tipo IIR con grafeno, fabricadas por la empresa china Shandong Shenquan New Materials.

Muchas personas llevan tiempo investigando de manera activa los productos que potencialmente puedan llegar a tener grafeno.

Como denuncia fuertemente nuestro compañero Daniel Díaz, del canal @InfoVacunasel grafeno inexplicablemente se puede encontrar hoy en día en todo tipo de productos, y lo peor de todo, es que parece muy difícil llegar a conocer de manera precisa donde puede estar, pues normalmente se usa en la base de otros ingredientes.

Algunos fines del grafeno, como adelantamos antes, van desde productos para la construcción o la agricultura, pinturas, cosméticos, en bases de soluciones acuosas como ‘simples’ sueros fisiológicos o líquidos de cigarrillos electrónicos, e incluso, su uso se recoge en varias patentes para vacunas, incluidas inyecciones contra el COVID-19 como veremos más abajo.

Daniel, que ha investigado profundamente sobre el ‘lado oscuro’ del grafeno, asegura que hoy en día, “las bases acuosas con grafeno se utilizan para la fabricación de todo tipo de productos oficialmente en todas las industrias”, excepto, también comenta, en la industria alimenticia, donde ‘oficialmente’ no se reconoce su uso, aunque existen sus sospechas.

Todo esto revela como el ser humano, al igual que los animales y el medio ambiente, están siendo expuestos deliberadamente a este nuevo “material milagroso” (con muchas “lagunas” sobre su seguridad y muchas advertencias sobre sus peligros) a través de un sinfín de productos que circulan libremente en el mercado sin que los reguladores hayan hecho nada al respecto.

🗒 Página 1 de 3


Prof. Dr. Pablo Campra Madrid. Comparación a distinta escala de muestra de grafeno en vial de Pfizer y grafeno en la literatura médica.

A finales de junio de 2021, el Prof. Dr. Pablo Campra Madrid de la Universidad de Almería, España (la firma se puede verificar), publicó un Estudio Observacional en Macroscopía Óptica y Electrónica (28 junio 2021), (enlace a PDF), que aunque técnicamente no es concluyente podría constatar, como mínimo, que hay sospechas de que la vacuna de Pfizer lleva grafeno.

En el siguiente artículo se recoje el estudio del Prof. Dr. Pablo Campra Madrid: 
https://www.orwell.city/2021/06/vaccination-vial-analysis-explained.html


Ex empleada de Pfizer afirma estar segura “al 100%” de la existencia de óxido de grafeno en las vacunas COVID

Recientemente, Stew Peters entrevistó en su programa, Stew Peters Show, a Karen Kingston, una ex empleada de Pfizer y actual analista de la industria farmacéutica y de dispositivos médicos. Kingston presentó documentación que muestra, según sus palabras; “al 100%”, la existencia de grafeno en las vacunas COVID actuales:

¿Quién es exactamente la ex empleada de Pfizer?

Karen Kingston es analista comercial de dispositivos médicos y farmacéuticos. Tiene más de 20 años de experiencia en desarrollo empresarial, marketing, ventas, oratoria y consultoría estratégica. Como estratega ejecutiva, sus clientes van desde empresas emergentes hasta líderes de Fortune 500, incluidos Allergan, Pfizer, Johnson & Johnson, Medtronic y Thermo Fisher Scientific. Ha desarrollado mensajes clave, planes comerciales, estrategias de precios, campañas globales, estrategias de comercialización y otros activos de marketing básicos para productos en línea y lanzamientos de gran éxito.

Como describe en su perfil de Linkedin, comenzó su carrera como representante de ventas de Pfizer de alto rendimiento en Nueva York y rápidamente fue reclutada para el lado de marketing del negocio. Jugó un papel integral en el relanzamiento de la VIAGRA (de Pfizer) cambiando el enfoque a los hombres más jóvenes y capacitando a los pacientes para hablar con sus médicos sobre la Viagra. Ha dirigido talleres de capacitación en ventas, marketing y comunicación y ha aparecido en FOX, MSNBC y CBS como portavoz y directora de marketing de EE.UU. para InnoVision Labs, una compañía de tecnología de neurociencia visual.

En 2007, Karen fundó Varitage, una agencia de marketing y comunicación de vanguardia especializada en el sector de la biotecnología.

Artículo completo https://tierrapura.org/2021/08/04/el-peligro-del-grafeno/

COMPARTE AHORA
Traducir »